Si en uno de mis últimos posts te hablaba sobre cómo priorizar tus tareas para ser más productiva, en el post de hoy de voy a hablar sobre el cómo fijar objetivos SMART, una forma muy eficaz de fijar objetivos, tanto profesionales como personales, que te ayudará a organizarte, planificar y actuar de forma más optimizada, focalizada y productiva.

¿QUÉ ES EL MÉTODO SMART?

Este es un método inteligente y muy práctico que te ayuda a definir objetivos de forma fácil y pragmática, siguiendo una serie de pautas definidas en cada una de las letras de la palabra SMART.

 

¿CÓMO SE FIJAN LOS OBJETIVOS SMART?

Bien, pues vamos al grano y vamos a ver qué hay detrás de cada letra de esta palabra inglesa a la hora de fijar objetivos SMART:

S (Specífic: específico)

Cuando fijes un objetivo, sé lo más concreta posible. Detalla tu objetivo todo lo que puedas, pues así te será más fácil después desglosar y definir los hitos y acciones para lograr dicho objetivo.

Te pongo un ejemplo:

Si yo digo “Quiero más suscriptores en mi lista de Mailchimp” >> esto es muuuuy poco concreto, porque no te estás poniendo un tiempo para conseguirlos, ni tampoco cuántos suscriptores más quieres, con lo que no sabrás qué acciones llevar a cabo para conseguirlo.  Además, si te planteas el objetivo así, si consigues 1 nuevo suscriptor, ya habrás conseguido dicho objetivo, ¿no es cierto?

En cambio, si yo digo: “Quiero conseguir 300 nuevos suscriptores en mi lista de Mailchimp en los próximos 3 meses” >> Esto sí que es específico y detallado, pues estoy plasmando cuántos nuevos suscriptores quiero conseguir y en cuánto tiempo, lo que me facilita la planificación de una estrategia para conseguir mi objetivo.

¿Ves la diferencia?

M (Measurable: medible)

Tienes que poder medir cuantitativamente que has logrado tu objetivo, es decir, tienes que saber el resultado que has obtenido en el período de tiempo que te marques, pues de esa forma podrás también saber qué estrategias te han funcionado y cuáles no.

En el ejemplo anterior, yo podría medir el resultado, pues sé cuántos suscriptores tengo en el momento de fijar mi objetivo y sabré cuántos tendré dentro de tres meses, con lo que podré calcular si son más o menos de lo que me había planteado. De esta forma, podré saber qué me ha funcionado y qué no para continuar con las acciones que me hayan funcionado mejor y dejar las que no hayan funcionado.

A (Attainable: alcanzable)

Fíjate objetivos que puedas alcanzar con los recursos de que dispones (tiempo, conocimientos, dinero, …). Si te fijas objetivos que tú veas que están lejos de tu alcance, objetivos que tu mente ya va a percibir como imposibles de conseguir, lo único que harás será agobiarte y frustrarte antes de empezar. Un análisis previo de lo que has hecho y conseguido hasta ese momento puede ayudarte a fijar objetivos alcanzables.

Siguiendo con el ejemplo anterior, yo podría decir que en vez de querer 300 nuevos suscriptores quiero conseguir 10.000 suscriptores.  Sería específico y medible. ¿Pero sería alcanzable? Si yo normalmente consigo 20 suscriptores al mes, quizás no sea un objetivo muy fácil de conseguir con mis recursos actuales.  Con lo que tendré dos opciones: aumento mis recursos de, por ejemplo, tiempo y dinero, o me planteo un objetivo más acorde con mi trayectoria anterior y mis recursos.

R (Realistic: realista)

Cuando definas tus objetivos, tienes que ser realista con tu potencial, tus limitaciones y tu motivación para conseguirlos.

Si yo digo: “Quiero ser Mosso d’Esquadra y me voy a preparar para las pruebas convocadas para el mes de marzo del año que viene”.  Ya lo tengo definido y ahora tocaría la estrategia: apuntarme a una academia para estudiar los diferentes temas e ir al gimnasio para prepararme físicamente. Perfecto, me preparo el calendario de las clases, los horarios para ir al gimnasio y me pongo a prepararme como una loca.  Sin embargo, es un objetivo que no es realista para mí, pues con mi 1,56m tengo nulas posibilidades de entrar en el cuerpo de Mossos d’Escuadra… ;)

T (time-bound: fijado en el tiempo)

Pon la fecha de inicio y finalización para conseguir tus objetivos, agéndalos, pues es la forma en que vas a ponerte a trabajar para conseguirlo. Si “limitas” tu objetivo en el tiempo, dirigirás tus acciones y tus esfuerzos a conseguir tu objetivo en el plazo marcado, de lo contrario, se alargará en el tiempo y/o incluso ni siquiera “tengas tiempo” de empezar. Como siempre digo:

Si no agendas, no actúas.

 

Bueno, pues ya has visto lo fácil que es definir objetivos SMART, ahora solo te toca poner en práctica este método para definir los diferentes objetivos que te marques.

Fijar objetivos siguiendo método SMART te ahorra tiempo, ya que planificarás estrategias y acciones concretas para conseguirlos, y trabajarás de forma más focalizada y productiva porque en todo momento sabrás hacia dónde debes ir. Clic para tuitear

¿Conocías este método para fijar objetivos o tú utilizas alguna otra técnica? Comparte tus experiencias en los comentarios, prometo leerte y contestarte.  Y si crees que este post puede ser útil para otras personas, no dudes en compartirlo, es gratis :) #menoscompetirmáscompartir

Un abrazo,

Elisa

By |2018-06-08T17:38:19+00:0009/06/2018|Gestión del tiempo, Marketing Online|0 Comments

About the Author:

Churchill dijo: "Si el tiempo es lo más caro, la pérdida de tiempo es el mayor de los derroches." Delegar aquellas tareas que te roban tu preciado tiempo, hará que no derroches ni un minuto de tu vida. Porque como siempre digo: El tiempo no es oro, el tiempo es Vida. Un abrazo, Elisa.

Leave A Comment

Introduce el resultado *